:::: MENU ::::

29 de enero de 2018

  • 29.1.18
Rut Nieves trabajaba como arquitecta en Alemania cuando decidió dejarlo todo y formarse como coach. Empezó de cero y se propuso investigar sobre el poder de la mente y de las emociones. Se formó con algunos de los grandes referentes mundiales, como Laín García Calvo, Sergi Torres, Tony Robbins o Gregg Braden.



Fundó Arquitectura de Emociones, empresa líder al servicio del Amor y para el despertar de la conciencia. Ahora da seminarios por toda España y publica Cree en ti. Descubre el poder de transformar tu vida. Es autora además de El amor de tu vida.

—Me dicen que eres la voz del 'coaching' emocional para quienes aspiran a ser felices en sus vidas.

(Ríe). Sí. Bueno, yo lo que trato es de recordar a las personas todo el poder que se les ha dado, que ningún sueño es casual y a una invitación a que crean en sus sueños y en lo que les dice su corazón antes que lo que les digan los demás. O sea, que crean más en lo que sienten que en lo que ven fuera.

—Renunciaste a tu trabajo como arquitecta, a tu piso, a tu país, y te fuiste a vivir a los bosques de la Selva Negra. ¿Qué buscabas o de qué huías?

—Buscaba amor (ríe). Y huía de la rutina, porque estaba harta de que mi vida no cambiara, harta de que mis relaciones de pareja no funcionaran, me sentía vacía y triste. Entonces, me fui allí buscando un cambio.

—Planeta publica ahora ‘Cree en ti’. Pero te lo autopublicaste y vendiste 50.000 ejemplares. Algo inusitado en el mundo de la autoedición.

—Sí. Yo cuando empecé a formarme en el mundo del crecimiento personal, pedí ayuda a un coach, Luis García Calvo, Él ya había autoeditado. Entonces, él me enseñó que era posible lograr esto en la autoedición. Y yo me lo creí (ríe). Me enseñó qué pasos tenía que dar para poder lograrlo y, luego aparte, está enseñarte a ti mismo que eso es posible.

—Tu libro no es de autoayuda, sino de empoderamiento.

—A mí me gusta decir que es un libro de autoconocimiento porque te enseña, de una forma muy sencilla, cómo funciona tu mente, cómo funcionan tus emociones y qué relación existe entre tu forma de pensar y de sentir con lo que te sucede en tu vida.

Entonces, te muestra todo el poder de tus pensamientos, de tus creencias, de tus emociones, y cómo enfocarlo para poder dirigirlo para poder dirigir la rienda de tu propia vida, que es algo que considero que sería preciso que se enseñara en el colegio, desde pequeñitos.

—El 'coaching' ayuda. Pero también las empresas lo han utilizado para someter a los trabajadores.

—Todo se puede utilizar bien o mal. Y precisamente yo lo que quiero transmitir en Creer en ti es que las personas se conozcan para que nadie pueda precisamente ni someterlas ni manipularlas porque, cuando tú te conoces a ti mismo y conoces el poder de las palabras, de alguna manera te haces más sabio y no permites que nadie te use para sus propios fines.

—¿El pensamiento positivo o el ejercicio físico pueden provocar nuevas neuronas?

—Dicen que sí. Hay estudios científicos que dicen que es posible y que ayuda a que incluso se genere un rejuvenecimiento de la masa cerebral.

—Cuando tenemos pensamientos amorosos, el cuerpo genera sustancias que son beneficiosas para las células. Las personas incluso pueden rejuvenecer al amarse. En fin, siempre acabamos ahí.

—Es que yo creo que para eso es para lo que estamos aquí. Que somos amor. Estamos aquí para aprender a amar a nosotros y a los demás. Y es lo más sano que podemos hacer.

—Tú crees en las palabras. “Cambiar el modelo de comportamiento ayuda a que tu cerebro cambie”.

—Y cambiar tu forma de hablar ayuda a que cambie tu forma de pensar, tu forma de comportarte y, lógicamente, a que tu vida cambie.

—Pero también dices: “Para que una persona cambie, la primera condición es que quiera cambiar”.

—Claro. A los únicos que podemos cambiar es a nosotros mismos.

—¿Rompiste una flecha con el cuello y luego doblaste una barra de acero con la garganta?

(Ríe). Sí. Pero no con cualquier flecha ni con cualquier barra. Eso son pruebas que se utilizan en seminarios de crecimiento personal o autoempoderamiento, en los que se utiliza materiales que está estudiado que es posible hacer eso, y es un símbolo para poder mostrarte que somos capaces de hacer más de lo que imaginamos.

—Cuando hablas de dios, no hablas de religión, sino de espiritualidad. ¿Qué le dices a un agnóstico o a un ateo?

—Normalmente, las personas que son agnósticos o ateos es porque se les ha inculcado unas creencias muy negativas acerca de dios, como que dios es un castigador, que él quiere que suframos. Y eso solo son creencias que se han utilizado a lo largo de la historia para someter al hombre. Y cuando yo hablo de espiritualidad, hablo de nuestro origen divino, de esa energía que nos ha dado la vida. Y mientras renunciamos a esa esencia divina, estamos renunciando a todo el poder que se nos ha dado.

—“El miedo al fracaso es un miedo superficial”. Descríbeme el miedo al éxito.

—El miedo al éxito es algo desconocido para la mente porque no se experimenta en grandes dosis.

—“El poder de las palabras es infinito”. El problema es que nos pueden llevar a cualquier lugar.

—Por eso es tan importante elegir bien las palabras que decimos, porque pueden subirnos o pueden hundirnos.

ANTONIO LÓPEZ HIDALGO
FOTOGRAFÍA: ELISA ARROYO

DEPORTES - CASTRO DEL RÍO DIGITAL

FIRMAS
Castro del Río Digital te escucha Escríbenos