:::: MENU ::::

14 de septiembre de 2018

  • 14.9.18
El IES Emilio Canalejo Olmeda de Montilla ha iniciado ya el proceso de elaboración de sus propios vinos en el marco del proyecto Montilla-Moriles, el resurgir, una iniciativa académica que cuenta con la colaboración de cinco bodegas de la zona y que persigue atraer a un nuevo público hacia los caldos de la Denominación de Origen.



De esta forma, y tras los trabajos de control y análisis del fruto realizado a lo largo de los meses de verano, los alumnos del Grado Superior de Viticultura se han trasladado a las parcelas de las bodegas que colaboran en el proyecto para recoger las uvas que, a través de diferentes líneas de investigación, permitirán crear "un vino de calidad y sin presencia de añadidos".

En el caso de Bodegas Alvear, el objetivo del programa de investigación es la elaboración de un vino natural, sin ningún tipo de añadido químico, a partir de uvas Pedro Ximénez de cepas tradicionales de porte bajo. Mientras tanto, con la colaboración de Bodegas Robles se trabaja en la elaboración de un vino blanco con uva de la variedad Verdejo, además de un vinagre con base de vino fino.

Asimismo, en el caso de las líneas de investigación que se desarrollan con Bodegas del Pino y Bodegas El Monte, el proyecto del IES Emilio Canalejo Olmeda se centra en la elaboración de un vino criado en lías finas con la variedad Sauvignon Blanc y un vino de viticultor mezclando diferentes variedades.

Finalmente, en el caso de los alumnos que trabajan junto con Bodegas Doblas, se ha procedido a la recolección de uva procedente de cepas en vaso y en espaldera, con el objetivo de realizar una comparativa enológica entre ambos tipos de vinos.

El objetivo del Departamento de Alimentaria del centro educativo montillano no es otro que el de dar a conocer a lo largo de los próximos meses los diferentes tipos de vino surgidos gracias a este proyecto, que serán presentados en congresos nacionales e internacionales y que, como finalidad última, persigue impulsar económicamente esta zona vitivinícola gracias a un aumento de los consumidores y una mejora de la comercialización de sus vinos.

"A pesar de que la zona es una joya natural para la viticultura, nos encontramos con el problema de que se vende demasiado producto a granel y que, en ocasiones, son vinos difíciles de beber, por eso queremos captar a los jóvenes con vinos innovadores y, de ese modo, potenciar su comercialización", explicó el profesor de Industrias Alimentarias e impulsor del proyecto, Juan José Gallego, en la presentación de esta iniciativa.

Para ello, el proyecto cuenta con el apoyo de la Fundación Bankia y FP Empresas en el marco del programa Dualiza que, como destacó el director de Bankia en Montilla, Pedro Serrano, busca cumplir un doble objetivo: favorecer el aprendizaje de los alumnos, implicándolos en el mundo laboral, y permitir a las empresas utilizar la base formativa de los estudiantes para poner en marcha nuevos proyectos.

Además, junto a las cinco bodegas que colaboran en las diferentes líneas de investigación, Montilla-Moriles, el resurgir cuenta con el apoyo del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Montilla-Moriles, del Grupo Piedra y de la Universidad de Córdoba.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

DEPORTES - CASTRO DEL RÍO DIGITAL

FIRMAS
Castro del Río Digital te escucha Escríbenos