:::: MENU ::::

1 de febrero de 2019

  • 1.2.19
¿Tanto cuesta respetar al otro? Ver que hay gente más cercana al modelo estético de turno, y gente más lejana. La belleza es subjetiva. Ver que hay gente a la que le gusta la cerveza, y a otros a los que les gustan los refrescos o el agua clara. Gente que tiene un dios que le ayuda en sus penas, y gente que lleva una amatista en el bolsillo como protección.



Respeto es dejar a cada uno ser quien es. Ya tenemos bastante cada uno de nosotros con nuestra parte saboteadora como para tener también que bregar con las críticas externas. El problema es cuando vemos al otro como al enemigo, simplemente por ser diferente a nosotros. Y esto se agrava cuando surge el odio, que no es más que culpar al otro de nuestras desgracias o de nuestra mísera vida.

Pero no se rompe la cadena. Hay padres que siguen educando a sus hijos en el odio: son tan estúpidos que no se dan cuenta de que el que odia es un infeliz. Están condenando a esas criaturas a ir por el mundo atacando y sin tener paz interna. ¿Cuándo perdimos la conciencia de formar de una misma colectividad –la humana–? Como dijo Albert Einstein cuando le preguntaron por su raza y contestó: "humana, ¿es que hay otra?".

Lo que más me asquea son los dirigentes políticos que se dedican a dividir a la población, a sacar lo peor del ser humano para que esta corta vida sea una mierda para todos. Crear crispación con fines puramente económicos, que son los que siempre hay detrás, fomentar una sociedad dividida para que haya dolor incluso dentro de las familias. ¿Para qué?

Creo que los de abajo deberíamos impregnarnos del espíritu de los años setenta, esa época en la que fueron los movimientos ciudadanos los que pararon guerras, trajeron democracias y predicaron el amor a todo. No podemos sucumbir ni caer en sus luchas partidistas.

Habrá que mirar al lado y no para arriba, ver qué bueno podemos hacerle al prójimo. Ayudarnos mutuamente y cambiar la sociedad desde abajo. Quizás si todos nos imaginamos un mundo mejor, este sea posible. Soy una soñadora como John Lennon...

MARÍA JESÚS SÁNCHEZ


DEPORTES - CASTRO DEL RÍO DIGITAL

FIRMAS
Castro del Río Digital te escucha Escríbenos