:::: MENU ::::

15 de enero de 2018

  • 15.1.18
La Unidad del Cuerpo Nacional de Policía adscrita a la Comunidad Autónoma, dependiente de la Consejería de Justicia e Interior, llevó a cabo en Córdoba un total de 375 actuaciones de protección y custodia de menores durante todo el pasado año 2017, tal y como ha confirmado hoy la delegada del Gobierno andaluz, Esther Ruiz.



Estos agentes especializados en la protección de menores han intervenido para evitar el absentismo escolar y ante situaciones flagrantes de riesgo y desamparo, siempre y cuando los mecanismos institucionales y familiares no puedan garantizar la protección de los menores en casos de especial conflictividad o gravedad.

Esther Ruiz ha señalado que el absentismo escolar es un problema que en algunos casos ha concluido con la imputación de los padres o tutores como presuntos responsables de un delito contra los derechos y deberes familiares. Los agentes realizan patrullas preventivas en horario escolar para la localización de menores ausentes de los colegios, así como inspecciones periódicas en las zonas en los que el índice de absentismo es más elevado.

Cuando se detecta que un menor es absentista, la policía informa a los padres o tutores de la obligación que tienen de velar por la asistencia regular a clase y de las consecuencias, incluso penales, que puede acarrear su incumplimiento.

Si el menor se encuentra en compañía de sus progenitores, los agentes lo comunican a la Delegación de Educación. Si el menor está solo, la policía lo traslada al centro escolar y lo pone en conocimiento de la dirección, trasladando el caso a los servicios sociales municipales y al fiscal de Protección de Menores por si procede la imputación de sus padres o tutores.

Los agentes de la Unidad de Policía han realizado 45 informes de absentismo escolar y el seguimiento de 13 escolarizaciones irregulares, con la averiguación de domicilios de alumnos, ante las reclamaciones por matriculaciones irregulares y a requerimiento de la Delegación de Educación.

La delegada del Gobierno ha señalado también que la Unidad de Policía adscrita a la Junta ha intervenido en 229 traslados de menores de reforma, 16 de menores de protección y ha llevado a cabo 17 reintegros de menores fugados de dichos centros de protección.

El grupo de menores de la Unidad dependiente de la Comunidad Autónoma investiga todos los casos que considere necesario el Servicio de Protección de Menores de la Fiscalía, recabando la información necesaria para conocer las condiciones de vida de los menores para poder decidir de esta forma si es necesario adoptar alguna medida de protección y determinando al mismo tiempo cuál es la más adecuada en cada caso.

Como en años anteriores, la Unidad de Policía adscrita a la Junta ha establecido diversos dispositivos para la prevención de la mendicidad con menores en zonas comerciales y turísticas de la ciudad, sobre todo durante la feria de mayo y en las fiestas navideñas.

Esther Ruiz ha agradecido y valorado el trabajo que lleva a cabo esta Unidad como una Policía democrática al servicio del cumplimiento de la ley y próxima a la ciudadanía. Particularmente delicada considera Ruiz el trabajo de la Unidad en el área de Menores, dada la importancia de la protección de los niños y niñas.

En este ámbito, la Policía de la Junta colabora estrechamente con el Servicio de Protección de Menores de las Delegaciones de Igualdad, Salud y Servicios Sociales y de Educación, la Fiscalía de Menores, los Servicios Sociales de los municipios de la provincia, la Unidad de calle del Ayuntamiento de Córdoba, así como con la Policía Local, Policía Nacional y Guardia Civil.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: J.P. BELLIDO

DEPORTES - CASTRO DEL RÍO DIGITAL

FIRMAS
Castro del Río Digital te escucha Escríbenos