:::: MENU ::::

22 de febrero de 2019

  • 22.2.19
El proyecto de investigación Montilla-Moriles, el resurgir, puesto en marcha por el IES Emilio Canalejo Olmeda de Montilla con el objetivo de dinamizar el marco vitivinícola cordobés y potenciar el consumo de sus vinos entre la ciudadanía, se ha convertido en su primer año de vida en un referente para otras comarcas españolas que buscan hacer del sector vinícola una herramienta de desarrollo económico.



Una delegación técnica de la Mancomunidad Vandellos L’Hospitalet de I’nfant (Tarragona) ha visitado durante dos días las bodegas que participan en este proyecto, así como las propias instalaciones del centro educativo montillano, para conocer de primera mano cuál ha sido el desarrollo de una iniciativa surgida con el objetivo de impulsar el consumo de los vinos de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles entre los más jóvenes y, al mismo tiempo, favorecer la comercialización de estos productos.

"Que otro territorio de España muestre interés por Montilla-Moriles, el resurgir es la prueba de cómo un centro de Formación Profesional puede dinamizar un sector de la mano de un proyecto educativo", señaló el director del IES Emilio Canalejo Olmeda, Manuel del Árbol que, asimismo, indicó que desde el centro se ha apostado por la formación de los futuros profesionales a través de esta iniciativa "y ahora es necesaria la implicación del resto de los agentes, para poder sacar de este proyecto una idea de negocio".

En este sentido, el representante de la junta directiva de la fundación FP Empresas, Tomás Alonso, puso en valor el trabajo desarrollado por el profesorado, alumnos y empresas participantes en este proyecto en torno a los vinos de Montilla-Moriles porque "es un proyecto singular que trata de ser transferible para favorecer la dinamización de otras comarcas".

"Es muy importante que se trate de un proyecto transferible porque supone que van a tener un impacto en el territorio, la economía y la sociedad, es decir, que tendrá un recorrido más allá del impacto que han tenido sobre los alumnos y el centro", subrayó, por su parte, la coordinadora territorial de Fundación Bankia, Eva Aguado, quien destacó que, además, este tipo de proyectos pretenden garantizar que los jóvenes que se están formando puedan quedarse a trabajar en la zona en la que se pone en funcionamiento.

El proyecto Montilla-Moriles, el resurgir ha contado con la participación de las bodegas Robles, Alvear, Doblas, El Monte y Del Pino, así como del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Montilla-Moriles, Grupo Piedra y la Universidad de Córdoba

Seis vinos y un vinagre

El profesor de Industrias Alimentarias e impulsor del proyecto, Juan José Gallego, mostró su satisfacción ante el evidente interés despertado por el proyecto desarrollado por sus alumnos del Grado Superior de Viticultura, y adelantó que a finales del mes de marzo se darán a conocer los seis vinos y un vinagre surgidos de la mano de este proyecto, que se comercializarán bajo la marca Resurgir en los supermercados Piedra, mientras que el libro con los resultados del proyecto se presentará en la Cata del Vino Montilla-Moriles de Córdoba en abril.

En concreto la primera de las líneas de investigación desarrolladas ha abordado la producción de vino blanco gasificado ecológico y vinagre ecológico de vino fino, en colaboración con Bodegas Robles. La segunda línea, en la que colabora Bodegas El Monte, ha elaborado un vino de viticultor con diversas variedades de uva.

Por su parte Bodegas Doblas Martos ha colaborado en la comparación organoléptica de vinos elaborados a partir de viñas en vaso y espaldera. La cuarta línea de investigación, en la que participa Bodegas del Pino, ha criado un vino blanco sobre lías finas; mientras que, con el apoyo de Bodegas Alvear, en una quinta línea se ha trabajado en la elaboración de un vino natural procedente de viñas a distintas altitudes.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: I. TÉLLEZ

DEPORTES - CASTRO DEL RÍO DIGITAL

FIRMAS
Castro del Río Digital te escucha Escríbenos