:::: MENU ::::

1 de agosto de 2019

  • 1.8.19
La Sectorial Nacional del Aceite de Oliva Virgen con Denominación de Origen (DO), de la que es miembro el Consejo Regulador de la DO Baena, ha manifestado su oposición a la retirada del análisis sensorial (cata) de los aceites de oliva vírgenes en los controles previos al envasado. Esta demanda realizada recientemente por algunas organizaciones del sector del aceite de oliva al Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente supondrá, según la Sectorial, "legalizar" el falso etiquetado.



La Sectorial Nacional del Aceite de Oliva Virgen con DO aseguró que limitar la valoración organoléptica como método de control "permitiría legalizar la situación irregular en la que se encuentran muchos aceites etiquetados como virgen extra o virgen". "Estos aceites suponen una seria barrera de entrada para los productores, almazaras y envasadoras inscritos en las DO de Aceite de Oliva Virgen Extra, puesto que los aceites que cumplen el pliego de condiciones, sí pueden mantener su condición de virgen extra durante la vida comercial del producto", puntualizó la Sectorial a través de un comunicado.

La metodología del panel de cata para los aceites de oliva vírgenes ha sido desarrollada por el Consejo Oleícola Internacional y está contemplada en la normativa actual de la Unión Europea desde hace casi 30 años, con contrastada experiencia en su aplicación por los laboratorios oficiales que además, son auditados periódicamente por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) y por el propio Ministerio.

En este sentido, si bien la Sectorial reconoció que el método es "susceptible de ser mejorado", aseguró que es "imprescindible" para clasificar los aceites de oliva vírgenes extra de forma objetiva, "y así es considerado también en otros países productores de aceite de oliva, que compiten en el mercado con los aceites españoles". Por ello, desde esta institución se apostó por mejorar la inversión en formación de paneles certificados, así como en mejorar las medidas de conservación del aceite en los puntos de venta.

"Si las propuestas mencionadas prosperan, sería mucho más difícil la comercialización de los aceites vírgenes extra de calidad españoles, y aquellos comercializados y certificados desde las DO, dado que aumentaría notablemente la comercialización de falsos vírgenes extra o vírgenes, de costes más reducidos", subrayó la Sectorial en su comunicado, a la vez que señaló que la disminución de exigencias legales impulsada desde España, dañaría la reputación de sus aceites.

Igualmente, esta Sectorial se manifestó contraria a cualquier modificación de los parámetros físico-químicos que actualmente conforman la norma comercial del aceite de oliva, salvo que éstas estén sustentadas por amplios, exhaustivos y rigurosos estudios realizados por organismos oficiales e independientes durante varias campañas, y que garanticen una mejora cierta de los niveles de calidad para los consumidores, y no signifiquen un perjuicio injustificado para los productores de aceites de oliva vírgenes y vírgenes extra.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - CASTRO DEL RÍO DIGITAL

FIRMAS
Castro del Río Digital te escucha Escríbenos