:::: MENU ::::

14 de septiembre de 2019

  • 14.9.19
Montemayor se ha convertido este fin de semana en la capital mundial del vino dulce Pedro Ximénez. El recinto ferial de la localidad acoge hasta mañana la tercera edición de Paxera, una feria multisectorial que se dedica a este elixir sublime, santo y seña de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles, que nace de los racimos extendidos bajo el inclemente sol de la Campiña y que acaba cristalizando en un líquido almibarado, de aroma y color intensos, que condensa siglos de tradición y de amor por el vino.





Una muestra que, como destacó el alcalde de Montemayor, Antonio García, “nació en 2017 con el objetivo de dar a conocer todo el proceso de elaboración del vino dulce Pedro Ximénez y de poner en valor la pasera más grande de Europa” a través de una quincena de stands que ofrecen, hasta mañana, algunos de los productos gastronómicos más relevantes de la Campiña cordobesa, como el vino o el aceite de oliva virgen extra.

No obstante, como reconoció García, Paxera es "una feria muy especial", que está dedicada "a un producto muy especial" como es  el vino dulce proveniente de las uvas Pedro Ximénez, "que  dan seña de identidad a estas tierras". En efecto, este tipo de vino constituye, hoy por hoy, la “joya de la corona” del marco Montilla-Moriles y Montemayor se ha decidido a reivindicar su singularidad con la primera feria multisectorial de esta naturaleza.

Con todo, el Consistorio montemayorense –que ha contado con la colaboración de la Diputación de Córdoba y de la Junta de Andalucía– ha querido ir más allá, dotando la muestra de un sentido que trasciende el propio universo enológico. Y es que Paxera es, en palabras del primer edil, una feria agroalimentaria que también cuenta con una perspectiva histórica.

AYUNTAMIENTO DE MONTEMAYOR - PAXERA

"Durante décadas, las pasas fueron un complemento importante en la alimentación, ya que aportaban calorías a una dieta escasa y permitía comer algo de fruta", recalcó el primer edil montemayorense, quien citó a Alonso de Herrera que, en 1553, ya escribió que "las pasas confortan el cerebro, ayudan a la memoria, ayudan a dormir, confortan el estómago, ayudan a la digestión y hacen excelente y muy grandes operaciones y grandes provechos en los cuerpos humanos".

Antonio García también se acordó de Passum, un vino obtenido de la prensa de uvas pasas que luego se cocía y que alcanzó gran popularidad durante la Edad Media, al igual que el Carenum, otro vino dulce, también sometido a cocción, que ayudaba a quienes lo consumían a aumentar la alegría, ahuyentar  las penas y sanar algunas dolencias. "Esta historia es la que muestra nuestra seña de identidad y nos empuja a un futuro que debe reivindicar esos valores ancestrales del trabajo perseverante y bien hecho", destacó el alcalde de Montemayor.

Junto con la Experiencia Paxera, una iniciativa de Bodegas San Acacio que pretende propiciar las visitas a la muestra desde la capital cordobesa con un autobús que saldrá hoy desde la glorieta de la Media Luna a las 9.00 de la mañana, el programa de actos contempla para la jornada del sábado sendos talleres –uno de cocina infantil a las 18.00 y otro de decoración de corchos, una hora más tarde–, además de una gymkhana, dos catas de vino y varias actuaciones musicales.





El programa de actos de la jornada del domingo –que arrancará a las 11.00 de la mañana con el programa El vino en la historia de Montemayor, una visita teatralizada dirigida por Paqui Jiménez Cobos, directora del Museo  Arqueológico de Ulia– se completa con varios talleres, una ruta en bicicleta –siempre que las condiciones meteorológicas lo permitan– y la actuación musical del grupo Rockabanda a partir de las 15.00 de la tarde.

Con todo, entre las actividades más relevantes de esta tercera edición de Paxera destaca la cata dirigida por Isabel Calvache, técnica especialista y formadora de vinos y vinagres de Montilla-Moriles, bajo el título de Alquimistas de la pasa y que tendrá lugar a las 20.30 de esta tarde. Otra de las novedades de esta tercera edición de la Feria del Vino Dulce es la puesta en marcha de su página web, un espacio virtual que permitirá conocer el proceso artesanal más allá de la duración de la feria.

A su vez, en el marco de la feria tuvo lugar anoche el hermanamiento con Aguilar de la Frontera, un acto que se selló con la representación teatral de La media luna de Aguilar. En ese sentido, el alcalde de Montemayor hizo hincapié en que el municipio de la Campiña Sur Aguilar "puede presumir de historia, de patrimonio, de señorío, de historia medieval y, por supuesto, de vino dulce, elaborado en bodegas con una calidad tal que, cada año, están en los primeros puestos de los rankings más famosos del mundo".

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
REPORTAJE GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO AGUILAR



DEPORTES - CASTRO DEL RÍO DIGITAL

FIRMAS
Castro del Río Digital te escucha Escríbenos