:::: MENU ::::

5 de abril de 2020

  • 5.4.20
La Diputación de Córdoba llevará a cabo la desinfección contra el coronavirus de las 61 residencias de mayores de la provincia. Así lo ha anunciado el presidente de la institución provincial, Antonio Ruiz, quien ha defendido la necesidad de “actuar de manera urgente y extraordinaria” porque “el virus no entiende de gestiones ni competencias”.



“Vamos a proceder a la contratación de una empresa especializada para desinfectar todas y cada una de las 61 residencias de la provincia, excluida la capital, y lo haremos en colaboración con los ayuntamientos, con quienes nos pondremos en contacto para que ellos nos faciliten los trámites”, añadió Antonio Ruiz.

El presidente provincial hizo un recorrido por algunas de las medidas adoptadas desde el Gobierno de España para frenar la propagación del virus y para paliar los efectos económicos de la emergencia. En este sentido, se refirió al plan de choque anunciado en una primera fase, “con recursos para atender a familias, pymes, autónomos y sectores muy afectados como el turismo y el transporte”, y a la segunda fase, en la que “movilizó 200.000 millones de euros para paliar el impacto económico y social con medidas directas y claras”.

Del mismo modo, recordó que, desde el primer momento, “la Diputación de Córdoba se ha puesto a disposición del Gobierno de España y de la Junta de Andalucía para no perder ni un minuto en todo aquello que no fuese atender la emergencia sanitaria”.

Según el presidente provincial, “esta institución ha puesto a disposición del ejecutivo central todos los recursos e instalaciones de titularidad provincial, así como todos sus medios”. Un ejemplo de esta colaboración lo representan las mascarillas que se distribuyeron y que fueron enviadas por la Junta de Andalucía para el servicio de ayuda a domicilio: 6.700 en una primera tanda y más de 9.000 en una segunda. “También pusimos a disposición del ejecutivo central el albergue de Cerro Muriano, tanto para poder utilizarlo en tareas de atención sanitaria como para alojar a personas sin hogar”, recordó Ruiz.

Medidas impulsadas por el IPBS

En lo que respecta a las medidas establecidas por la Diputación de Córdoba dentro de su ámbito competencial, el máximo representante de la institución provincial desgranó las impulsadas por el Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS), especialmente en el Centro de Alcolea y en lo que respecta al servicio de ayuda a domicilio que se presta desde el IPBS.

Así, el presidente provincial explicó que “hemos reorganizado los turnos para que el impacto y el riesgo se minimizaran y, además, desde el IPBS solicitamos a la Consejería de Políticas Sociales su colaboración para priorizar nuestros recursos en la atención a grandes dependientes y dependientes severos con nulo o escaso apoyo familiar”. De este modo, detalló Ruiz, “hemos podido reorganizar los servicios de cuidados domésticos no prioritarios y su sustitución por servicios de entrega de comida a domicilio o entrega de alimentos”.

En este sentido, el presidente del IPBS y portavoz del Grupo Provincial de Izquierda Unida, Francisco Ángel Sánchez, anunció la puesta en marcha de “nuevas medidas de garantía alimentaria con fondos propios del IPBS, en total más de un millón de euros para cubrir las necesidades de alimentación de aquellas personas a las que no se llega de otro modo”.

También dentro del ámbito social, Antonio Ruiz señaló otras medidas como la aprobación de planes extraordinarios de cuidados municipales para “garantizar la atención de las más de 5.000 personas dependientes de la provincia durante la situación de alarma decretada”.

“El IPBS ha puesto además en marcha un servicio de atención psicológica telefónica, once teléfonos que se corresponden con cada una de las Zonas Básicas de Servicios Sociales, y el programa Ayuda a Domicilio Emergencia COVID-19, un plan que atenderá las situaciones de falta de apoyos y cuidados mínimos tanto del beneficiario como de las personas cuidadoras”, resaltó.

Por su parte, el presidente del IPBS, Francisco Ángel Sánchez, señaló que entre el 16 y el 31 de marzo pasado se concedió un 65 por ciento más de ayudas que en los dos meses y medio anteriores para responder a las demandas de los municipios y, también, de los trabajadores sociales. “Se ha hecho un importante trabajo con la elaboración de 69 planes extraordinarios municipales, algo que no era fácil, pues hablamos de 5.000 dependientes y 2.200 trabajadoras de ayuda a domicilio”, recalcó.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - CASTRO DEL RÍO DIGITAL

FIRMAS
Castro del Río Digital te escucha Escríbenos