Ir al contenido principal
Mostrando las entradas etiquetadas como Palabra de hereje [Rafael Soto]

Rafael Soto | Papel para tanto disparate

Decía Eugenio d’Ors que no recordamos las cosas porque nos hayan interesado, sino que nos interesan por el recuerdo que ya tenemos de ellas. Por ende, en un principio era ya la memoria. En nuestro caso, podríamos aplicar la reflexión inversa. Para el que no apruebe las aberraciones de es…

Rafael Soto | Sobra Feijóo, falta Partido Popular

Pedro Sánchez y Santiago Abascal quieren que Alberto Núñez Feijóo siga presidiendo el Partido Popular. Y es por eso que el líder debe retirarse con independencia de lo que ocurra en las urnas gallegas. Liderar el Partido Popular nunca debió ser el destino de Feijóo, aunque fuera por esté…

Rafael Soto | Las gotas de agua

Beatriz Arahal trabajaba en un despacho. Sus gafas redondas reflejaban la pantalla del ordenador nueve horas diarias durante cinco días por semana. Sus tareas resultaban repetitivas y alienantes, aunque su escuálido cuerpo había aguantado algo más de veinte años trabajados –quince, según…

Rafael Soto | Izquierda Española y el corazón ardiente

Hace ya años que denunciamos las tropelías del sanchismo desde una postura progresista. Con la excusa de abanderar la cruzada contra los “herederos del Régimen”, hemos presenciado cómo el presidente del Gobierno ha aumentado su poder personal vendiendo el Estado en pedazos, así como exte…

Rafael Soto | La granada partida

La Paleografía ha dado un salto enorme gracias a la utilización de las recientes tecnologías vinculadas con la Inteligencia Artificial. Sonia Gutiérrez es una de las pocas personas que han dedicado algo de tiempo a estudiar el uso de estas nuevas herramientas en España y puede que, por e…

Rafael Soto | Êpperimento en andalûh

La çemana paçá tube conoçimiento de que er çîttema de trâccrîççión del andalûh ‘EPA’ çe ençeña en Berlín. Êh argo poco conoçío y creo que bale la pena tratâh el açunto. Como bien êh çabío, el andalûh êh un dialêtto der câtteyano que, cá bêh, gana mâh independençia çobre el êppañôh…

Rafael Soto | Por una izquierda diferente

Todo demócrata español tiene el deber de combatir el autoritarismo sanchista. Ahora bien, esta obligación ética no puede derivar en un giro hacia la derecha, pues sería entrar en el juego de la trinchera, que tanto gusta a los radicales. Todo ello, si se nos permite seguir hablando en té…

Rafael Soto | Entre el compromiso y la náusea

La repugnancia es un sentimiento y, como todo lo emocional, tiene un fuerte componente subjetivo. Sin embargo, tengo la sensación de que esta apreciación personal es común a toda la ciudadanía española. La política de nuestro país da asco. Soy consciente de que no estoy descubrien…

Rafael Soto | Una Manuela cualquiera

Podría llamarse de cualquier manera: Julia, Francisco, Sonia, Cristóbal, Eulalia, Rogelio... Sin embargo, nos apetece llamarla Manuela. Una Manuela cualquiera, ciudadana de cualquier urbe española de cierta entidad, joven –aunque ya no tanto–, con formación y ocupada en cualquier oficio …

Rafael Soto | El valor de las leyes

Resulta paradójico que este Gobierno, tan versado en las teorías marxistas, haya caído en el error de mercantilizar las leyes. Tanto que reivindican su valor social, las ha convertido en mercancías con un precio y con un plan de mercadotecnia asociado. No es una cuestión jurídica,…

Rafael Soto | Elogio a Antonio López Hidalgo

Contemplo una pseudoacacia a través de la ventana de mi estudio. Pronto no le quedará ni una sola hoja pero, en el momento presente, se esfuerza en ofrecer un lienzo de hojas verdosas y amarillentas. Es curioso, pero mi infancia en la Ciudad del Betis no me concede recuerdos de naranjos …

Rafael Soto | El ‘Vaca’ y el aprieto del ministro

Barba cortita, bien recortada. Pelo cano y, quizá, ¿unos kilos menos? Tal vez. Ojos pequeños, oscuros. Ojos de juez y parte. Fernando Grande-Marlaska llega a Sevilla con un pequeño apuro. Es viernes y el ministro del Interior está en Sevilla para inaugurar una comisaría y, sin duda, es u…

Rafael Soto | La grandeza de Jesús Quintero

Nadie como Jesús Quintero, autocalificado como “actor frustrado”, ilustró la enseñanza sofoclea: “que nadie considere feliz a quien todavía tiene que morir”. Puede que el periodismo sea una profesión, quizá incluso un oficio, y no un arte. Sin embargo, personas como él hicieron de la pro…

Rafael Soto | Pecado original

El Congreso volverá a ofrecer estas semanas un espectáculo lleno de emoción, identidad e ideología sobre el proxenetismo y el trabajo sexual. O quizá se silencie. A saber con el Kennedy español… En cualquier caso, malas noticias para los sensatos: el que quiera un debate, que se vea el S…

Rafael Soto | Alienados

Ha muerto la reina Isabel II, han subido los tipos de interés, el Betis le ha ganado al Helsinki, el sanchismo avanza en su deriva autoritaria, la luz está a 155,94 euros por megavatio hora, ha salido mi columna quincenal en las cabeceras de Andalucía Digital , el Partido Popular sigue m…

Rafael Soto | Educar a los lectores

Cuanto más investigo sobre los orígenes del periodismo, menos diferencias encuentro entre las prácticas de ayer y las de hoy. No obstante, sí que encuentro una diferencia relevante en la propia actitud de los lectores. Durante los siglos XVI y XVII, el periodismo primitivo hispano…

Rafael Soto | Perdió el Sur

El pasado 16 de agosto, El País publicó un editorial infame ( disponible aquí ) en relación a la propuesta europea de aumentar en un 50 por ciento las ‘ayudas’ para el control de la inmigración irregular. Hay que recordar que un editorial es un género periodístico peculiar: refleja la p…

Rafael Soto | Humano, amigo mío

¿A qué lugar llamas paraíso, amigo mío? Soy demasiado joven, y demasiado incauto, como para definir un cielo en el que no creo. Quizá sea la materia pura, de celeste sustancia, donde las almas alcanzan el reposo que no alcanzaron como huella viva. A lo mejor, como se nos promete, sea el …

Rafael Soto | Reflexiones sobre la credibilidad

No sé en qué quedará el caso Ferreras. No soy juez para juzgar si es responsable de haber difundido a propósito información falsa. Desde luego, él lo niega. Lo que sí sé es que la credibilidad es el bien más preciado de un profesional de la información, porque de ella deriva la confianza…